Existe tanta variedad de objetivos en el mercado que resulta fácil perderse a la hora de elegir el más adecuado para un uso concreto. A lo que hay que añadir que existen distintas distancias focales, aperturas y otras características que lo complican aún más. Por ello, vamos a concretar algunos consejos parar elegir bien una lente en función del uso que le vayamos a dar. En esta ocasión vamos a comenzar con los más adecuados para realizar fotograías de retratos.

Retrato

Hay dos puntos a tener en cuenta a la hora de tomar un retrato:

1º- Lograr que el sujeto quede bien diferenciado del fondo.

2º – Que mantenga unas proporciones adecuadas.

Por ello, siempre se ha tenido como idóneo (en la fotografía tradicional), un teleobjetivo con una distancia focal de unos 135 mm. Y teniendo en cuenta el factor de conversión de la cámara (según tamaño y proporción del sensor), lo más adecuado es una lente de 85 mm (1,6x), 90 mm (1,5x), y 70 mm en el caso de los sistemas cuatro tercios (2x).

Aunque esto no significa que no podamos movernos en otras distancias, dependiendo de la situación (interior o aire libre), y del propio sujeto. Las mejores gamas de focales para retratos oscilan entre 90 y 135 mm.

Si buscamos un retrato de medio cuerpo o cuerpo entero podemos lograrlo correctamente con un objetivo que permita una distancia focal de entre 50 y 70 mm.

La luminosidad del objetivo también es muy importante, si queremos captar retratos aprovechando al máximo la luz natural es necesario que dispongamos de grandes aberturas de diafragma (1.8, 2.8 por ejemplo), que además son ideales para lograr un buen desenfoque del fondo.

Si hacemos retratos en interior es bueno que el objetivo sea estabilizado (IS o VR), si no disponemos de cuerpo con estabilizador incorporado. Como alternativa no está mal usar un trípode.

Una focal fija para estos menesteres es ideal, sobre todo en cuanto a la nitidez y calidad que podemos lograr. Por contra, hay que tener en cuenta que suelen tener un precio más elevado y que nos obliga a movernos para encontrar la composición y la distancia adecuadas.

Podemos, obviamente, saltarnos este estándar para lograr otros resultados con angulares, con los que lograremos enfatizar algún rasgo o conseguir otros efectos más creativos y originales. Pero es cierto que un objetivo angular no es el más adecuado para un retrato en la mayoría de las ocasiones, ya que no mantiene las proporciones apropiadas, con la consiguiente distorsión que en los retratos se hace más pronunciada.

Repasemos algunos buenos objetivos para retratos de los principales fabricantes:

Canon:

Canon EF 70-200 mm f/2.8L IS USM
Canon EF 85 mm f/1.8 USM
Canon EF 100 mm f/2 USM
Canon EF 50 mm f/1.8
Canon EF 50 mm f/1.4 USM
Canon EF 50 mm f/1.2 L USM
Canon EF 85 mm f/1.2 L USM
Canon EF 135 mm f/2.8 Softfocus
Canon EF 135 mm f/2.0 L USM

Nikon:

Nikon 70-200 mm f/2.8G ED-IF Af-S VR Zoom
Nikon 85 mm f/1.8D AF Nikkor
Nikon 105 mm f/2.0 AF DC-Nikkor
Nikon 50 mm f/1.8D AF Nikkor

Olympus Zuiko:

Zuiko ED 50-200 mm 1:2.8-3.5
Zuiko 35 mm 1:3.5 Macro
Zuiko ED 50 mm 1:2.0 Macro

Pentax:

Pentax DA 50-135 mm f/2.8 ED
Pentax FA 50 mm f/1.4
Pentax FA 50 mm f/1,7

Fuente: Xatakafoto