En esta convocatoria de “Fotos del mes FEBRERO”, el CID nos ha puesto como deberes hacer fotos nocturnas y como consecuencia de ello, he tenido que salir a la calle, cámara y trípode en mano, para intentar hacer alguna fotonga que mereciera la pena, que se ajustara a los requisitos de dicha convocatoria, y por supuesto actual, para no tener que tirar de archivo como ya comenté.

De todos es sabido, que contando con una menor cantidad de luz y no teniendo unos objetivos carísimos de aperturas de diafragma enormes, como por ejemplo f/1.2, f/1.4…., los tiempos de exposición para realizar dichas tomas deben de ser más largos y como consecuencia de ello, deberemos utilizar un trípode para poder hacerlas bien y que no nos salgan movidas.

Pero en nuestro afán de intentar hacerlo lo mejor posible, siempre buscamos un plus, como por ejemplo el utilizar un disparador remoto o por cable, para no tener que tocar la cámara y así evitar cualquier movimiento.

Con respecto a esto, incluso una magnífica opción, y que no todos hacemos, bien porque no sabemos como se hace, o lo más normal, y es que no nos acordamos de hacerlo, es “BLOQUEAR EL ESPEJO”, para que no tengamos la más mínima posibilidad de trepidación en nuestras fotos.

Esto es un recurso muy bueno ya que cuando nosotros apretamos el botón de disparo, nuestra cámara hace subir el espejo, toma la foto y vuelve a bajar el espejo. Todo esto a una velocidad del rayo, pero siempre esto generará un pequeño movimiento.

Pues bien, después de esta introducción, os diré que me lleve una grata sorpresa cuando comprobé que en mi Nikon D300 hay una opción en mi dial izquierdo, que de forma sencillísima y súper intuitiva, hace esto por nosotros, y no es más que la opción “Mup”.

Dial izquierdo Nikon D300

 

Antes que el concepto en inglés “Mirror Up“, (espejo arriba) pueda tener sentido, tenemos que entender cómo funciona una cámara digital réflex, como por ejemplo la Nikon D300. Ésta tiene un espejo abatible situado justo detrás del objetivo, y que normalmente refleja la luz, la cual lleva hasta un pentaprisma, que a su vez envía la luz a través del visor. Al pulsar el botón de disparo, el espejo se levanta, permitiendo que la luz pase a través de la obturación elegida hacia el sensor digital, donde se captura la imagen. Una vez que la exposición se haya completado, el espejo se volteará y volverá a hacia abajo, que es su posición original y normal.

 

QUÉ HACE ENTONCES EL “Mup”:
Cuando el espejo se mueve (sube hacía arriba), una fracción de segundo antes de tomar una fotografía, el movimiento de dicha subida del espejo provoca unas pequeñas vibraciones, o micro vibraciones en toda la cámara, y estas vibraciones pueden causar una reducción en la nitidez de la imagen capturada, lo que conocemos como trepidación.

Para corregir este problema, la Nikon D300 ofrece el modo “Mirror Up” (espejo arriba), que subirá y bloqueará el espejo, hará una pausa de tiempo antes de tomar la fotografía y luego desbloqueará dicho espejo y lo bajará para que quede nuevamente en su sitio original. El modo “Mup” está diseñado únicamente para eliminar esas pequeñas micro vibraciones, causadas por el movimiento de subida del espejo.

 

CÓMO USAR “Mup”en la Nikon D300:
Para usar la opción “Mup” en nuestra Nikon D300 (me supongo que en el resto de modelos de la firma será igual o parecido), pulsaremos el pequeño botón que está en la parte frontal del “modo dial” de la Nikon D300, el cual se encuentra situado en la parte superior del lado izquierdo de la cámara. Luego giraremos dicho dial hasta que aparezca la opción “Mup” en la parte inferior de la esfera.

Encuadraremos la fotografía mirando por nuestro visor y pulsaremos el botón de disparo hasta la mitad para enfocar la imagen. Una vez que tengamos nuestra imagen perfectamente enfocada donde nosotros queremos, presionaremos el botón de disparo hasta el fondo, y luego soltaremos el botón.

Escucharás entonces como sube hacia arriba y se bloquea el espejo de nuestra cámara. Ya tenemos nuestro espejo bloqueado, pero para hacer la foto realmente, tendremos ahora nuevamente que pulsar el botón de disparo hasta el fondo.

No os preocupéis porque nuestra Nikon no intentará enfocar otra vez de nuevo a nada, ya que eso lo hizo en el primer paso.

Una vez que tomemos la foto y termine nuestro tiempo de exposición, el espejo volverá de forma automática a su posición normal. Además, y para hacernos más fácil esto, si no queremos complicarnos mucho, la Nikon D300 si no pulsas el botón de disparo por segunda vez, realizará ese trabajo por nosotros y tomará automáticamente la imagen transcurridos 30 segundos desde que realizamos el primer paso.

Personalmente, en mi Nikon D300 tengo “Disociados” los botones de Disparo y Enfoque, por lo que tengo primero que enfocar a través del botón trasero “AF-ON”, al cual le tengo asignada esa función de enfoque; segundo tengo que apretar el botón de disparo hasta el fondo (para que suba el espejo); y tercero tengo que volver a apretar el botón de disparo hasta el fondo igualmente, esta vez para que realice la toma.

 

OTRAS CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA:
La Nikon D300 te permitirá usar el modo de bloqueo de espejo en cualquier condición de disparo, si bien hay que tener en cuenta que hay algunos momentos en los que ésta es una función muy útil, y otras veces en las cuales no lo es tanto.

Si no estás usando un trípode para estabilizar la cámara, las pequeñas vibraciones causadas por tu forma de agarrar la cámara serán mucho más grandes que cualquier cosa que el espejo pueda provocar al subir, por lo que usar el modo “Mup” sin trípode, no será muy eficaz.

Si necesitas capturar imágenes de objetos en movimiento, el modo “Mup” no es una buena opción porque una vez que el espejo se levanta ya no seremos capaces de ver nada a través del visor, por lo que será muy difícil el poder realizar imágenes de sujetos en movimiento.

Por último y para rizar más el rizo, al presionar el botón de disparo podemos producir esas pequeñas vibraciones en la cámara, por lo que el modo “Mup” se usará mejor incluso cuando estás usando al mismo tiempo un cable disparador.

En mi caso personal y como podéis ver por mis primeras fotos nocturnas tiradas con esta opción, no han salido todo lo bien que yo me imaginaba, pero está claro que es debido a mis manos y mi falta de conocimientos previos, está claro, ya que considero que es una fantástica opción para este tipo de fotos. Deciros que ayer por la noche, probando esta opción no utilicé el cable disparador ya que se me quedó olvidado en la mochila en mi casita (En casa de herrero, cuchillo de palo).

Un saludo.