Configuración de Tu Cámara y Puesta a Punto

EXPOSICIÓN

En muchas cámaras de gama media y alta, cuentan con numerosos modos “automáticos” para el ajuste de la imagen, mi recomendación es “Desactivarlos“, ya que no proporcionan ningún beneficio a la hora de realizar nuestras tomas en formato RAW, más bien hacen todo lo contrario, aunque estos ajustes sí pueden servir perfectamente para la realización de fotografías en formato JPEG. El motivo de esto, pues no es más que dichos ajustes automáticos “Retocan” nuestra imagen, provocando con ello una visualización en nuestra pantalla de un histograma “Alterado“, y que no se corresponde para nada con el verdadero histograma de una fotografía RAW.

En las Nikon por ejemplo hay una función parecida a la “Luminosidad Automática” de las cámaras Canon, denominada “D-Lighting“, que conviene que tengamos “Desactivada“:

Imagen 01

 

Imagen 02

Si después de disparar con nuestra cámara no vemos las fotos en nuestra pantalla LCD de forma totalmente automática, puede deberse a que no tenemos “Activado” la revisión automática de las mismas.

Imagen 03

 

Imagen 04

Sin embargo hay algún elemento más de ayuda en nuestra cámara, que nos va a resultar muy interesante que tengamos “Activado” y que nos va a facilitar una información y una visualización muy valiosa a la hora de exponer:

  • Aviso de Sobreexposición o Altas Luces“, función que hace “Parpadear” de manera muy visible en nuestra pantalla LCD, aquellas áreas de la foto que han quedado “Quemadas” o sobreexpuestas.

Imagen 05

 

Imagen 06

  • Histograma RGB“, función que nos permite ver el histograma de “Luminosidades” de nuestra imagen. Si tu cámara lo permite, y no todas lo tienen, selecciona el histograma “RGB” en lugar del histograma de “Luminosidad“.

Imagen 07

 

Imagen 08

Un saludo

Fuente: Hugo Rodríguez