Configuración de Tu Cámara y Puesta a Punto

BALANCE DE BLANCOS

 

Seguro que ya viste en los menús de tu cámara, el famoso “Balance de Blancos“, o lo que es lo mismo el “Equilibrio de Color” (White Balance – WB), que no es más que el control de dominantes cromáticas en nuestras fotos.

Aplicar un ajuste de “WB” en nuestra cámara, altera los colores de la fotografía y consigue además que todos los tonos grises, queden neutros, o lo que es lo mismo, que queden sin dominante alguna de color en ellos, por eso, aunque muchos fotógrafos piensen o descarten esta opción de modificar nuestro “WB” como si fuera solamente para principiantes, es un error muy frecuente el no hacerlo.

Los modos de utilizar el “WB” son:

  • El Automático
  • Los preajustes
  • El WB manual basado en la temperatura de color
  • La lectura manual sobre un blanco.

En general suelen venir indicados por unos iconos como estos:

Opciones Típicas de Balance de Blancos

 

Dependiendo de cual utilicemos, conseguiremos unos resultados más pobres o menos acertados según la complejidad de los mismos.

Imagen 01

 

Imagen 02

 

Con el ajuste MANUAL del Equilibrio de color “WB” podemos determinar la “Temperatura de color” en nuestras tomas, siempre en el modo de Grados Kelvin.

Imagen 03

 

Imagen 04

 

Y como no siempre vamos a poder contar con la ayuda de un buen colorímetro para poder corregir esas dominantes de color que pudieran aparecer en nuestras fotos, afortunadamente cada vez son más las cámaras que cuentan con una opción de ajuste de valores “Mired“.

Imagen 05

 

Y finalmente llegamos al MODO DE LECTURA MANUAL EN BLANCO, que sin lugar a dudas es el más preciso, aunque evidentemente lleva su fase de ajustes más detallados. En los modelos Nikon se llama “PRE“.

Imagen 06

 

En el caso de la Nikon D300 se hace de la siguiente manera:

  • Utilizando el botón “WB” y el dial giratorio de la parte trasera, cambiamos al modo “PREPreajuste manual.

Imagen 07

  • Mientras tenemos pulsado ese botón “WB” durante unos segundos, el indicador “WB” parpadeará en nuestra pantalla LCD superior.

Imagen 08

  • Encuadramos ahora la superficie de blanco hasta llenar el área completa de nuestra toma.
  • Realizamos una fotografía, teniendo en cuenta que no quede sobreexpuesta.
  • En ese momento, y si todo está correcto nos aparecerá en la pantalla LCD el mensaje “Good” (bien), sino viéramos dicho mensaje, nos aparecerá este otro “no Gd“, que indica que no ha sido correcta la toma, debiendo repetir el proceso.

Imagen 09

  • Si todo es correcto nos aparece esta pantalla en la cual deberíamos ver la foto que hemos realizado y que podremos guardar con el nombre que queramos en nuestra Nikon (en este caso sería “d-0“, pudiendo tener más de una fotografía tomada para diferentes modos de temperatura de color personalizados y renombrados con el nombre que queramos), y que será la foto que esté activa cuando utilicemos el ajuste “PRE” de nuestra cámara.

Imagen 10

 

Yo en mi caso no había realizado este procedimiento nunca con mi cámara, y por lo tanto no me aparece foto en blanco alguna.

Imagen 11

Un saludo

 

PD: Os pido disculpas por la calidad de las últimas fotografías, que como podéis haceros una idea no son de mi cámara, sino sacadas de un Libro maravilloso de Hugo Rodríguez “Captura Digital y Revelado de RAW” que os recomiendo encarecidamente y de donde están sacados los contenidos de todas las entradas relacionadas con la configuración de una cámara Nikon D300

Fuente: Hugo Rodríguez