De cámaras y fotografías famosas

by Joseph Niépce

Pues sí, de fotografías antiguas y de cosas curiosas relacionadas todas ellas con este Arte va hoy la cosa. Comenzamos con la fotografía de arriba, que es la más antigua conservada hasta el momento. Se trata de una toma realizada en 1827 con una cámara oscura por Joseph Niépce, inventor francés que vivió entre los años 1765 y 1833.

La toma fue realizada desde la ventana de su casa en Le Grass (Francia), se realizó en ocho horas utilizando un precursor de la cámara llamado camera obscura. Una simple caja con una lente estenopeica, con un agujero por donde entra la luz y se refleja en una placa revestida de betún sensible, Niépce bautizó estas imágenes como heliograbados, cuando se trataba de reproducciones de grabados ya existentes y de puntos de vista, cuando las imágenes eran captadas al natural. Pese a que la fotografía superior es considerada por muchos como la oficial, parece ser el dato no es del todo cierto, ya que dos años antes, en 1825, el propio Niépce conseguiría una imagen fija de un grabado del siglo XVII en la que aparece un hombre tirando de un caballo.

by Joseph Niépce

La primera fotografía en color

by James Clerk Maxwell

La primera fotografía con color permanente fue tomada en 1861 por el físico escocés James Clerk Maxwell. Presentó su método aditivo de fotografía en color en Londres, con la intención de demostrar que cualquier color podía obtenerse mezclando luces de los tres colores primarios (rojo, amarillo y azul) en diferentes proporciones.

La primera persona fotografiada

by Louis Daguerre

La primera fotografía en la que sale un ser humano fue tomada por Louis Daguerre en 1838. La imagen se titula Boulevard du Temple y en ella sale un hombre en la esquina inferior izquierda que se está limpiando las botas.

La primera cámara

Primeros conceptos de Camera Obscura

Otorgaremos el honor de la primera cámara al primer fotógra que fue Joseph-Nicéphore Niépce en 1826, utilizando una cámara hecha de madera fabricada por Charles y Vincent Chevalier en París. Sin embargo, aunque se considera “oficialmente” que éste fue el nacimiento de la fotografía, la invención de la cámara puede ser rastreada mucho antes. Pero no fue hasta la invención de la fotografía «moderna» que se pudieron preservar las imágenes tomadas por esas cámaras, mientras tanto se tenían que dibujar manualmente las fotografías para conservar la imagen capturada por ellas.

Y la primera cámara digital

La primera cámara digital se creó en 1975, aunque los sensores digitales habían estado siendo probados desde años antes. Su desarrollador fue un técnico de Kodak, Steve Sasson. La cámara tenía unas dimensiones considerables y una resolución de 100 X 100 Píxeles (0.01 megapixels); guardaba fotos en blanco y negro sobre cinta magnética, para lo cual necesitaba 23 segundos.

La mayores cámaras fotográficas

Cámara Mamut

Esta es la denominada cámara Mamut, la cámara fotográfica más grande del mundo.  Se construyo en los Estados Unidos en el año 1900, y su peso era de 634 kilos. El tamaño de las placas de cristal eran de 150 X 240 cm. La Mamut le quitó el puesto a la Big Bertha, construida por el Británico David Burder, que medía 2 metros cuadrados y que era capaz de tomar imágenes con daguerrotipo que media 0.6 x 2,12 m.

“Daisy Mae”

En el apartado de la cámara más pesada, quizás el récord sea para la “Daisy Mae” Big Bertha, con 3,25 toneladas de peso. Ésta cámara fue diseñada por la Universidad de Boston y tomaba negativos de 18 x 36 pulgadas. ¿Y para que querían esta pedazo de cámara? Sencillo, para instalarla en aviones comerciales que sobrevolaban la antigua Alemania del Este y, ya de paso, hacer un poquito de espionaje.

 

Y la más pequeña

La empresa británica TDC acaba de presentar el OV6920 CameraChip(TM), que pasa por ser la cámara más pequeña del mundo en un solo chip CMOS. Se suministra como un solo chip de 2.135 x 2.265 mm, por lo que puede encapsularse en módulos cilíndricos con lentes de tan sólo 3.2 mm de diámetro, permitiendo así ser utilizado incluso en forma de píldoras, para el caso de exploraciones médicas (colonoscopias y similares).

 

Las cámaras más caras

La cámara más cara vendida en subasta

La cámara más cara vendida en subasta fue una cámara de daguerrotipo de 1839, creada por Susse Freres, fue vendida en Viena, el 26 de mayo de 2007 por 588.613 dólares. La estructura de madera, que está en su estado original, pasaba desapercibida en un desván de Múnich desde 1940 hasta que el propietario del lugar se topó con ella.

De cerca le sigue esta cámara Leica de 1923 fabricada para verificar si el mercado alemán estaba preparado para las maquinas compactas y que fue vendida en una subasta, también en Viena por nada menos que 336.000 euros.

Así que si encuentran una vieja cámara, vayan a Viena a venderla¡¡

¿Y quién tiene más cámaras?

Dilish Parekh

Pues el bueno de Dilish Parekh, de Bombai, que posee una colección de 4.425 cámaras antiguas, reunidas desde 1977. Hay que reconocer que por poseer muchas cámaras el hombre no ha ganado mucho en fotogenia…

 

El mayor mosaico realizado con fotografías

¡Y por grande que no sea! Entre enero y junio de 208, personas de todo West Midlands(Birmingham), cogieron sus cámaras y teléfonos móviles para tomar y presentar 112.896 fotos a The Big Picture, que luego se convirtió en el mosaico fotográfico más grande de la historia. El mosaico, que hoy en día ostenta el récord Guinness, mide 30 metros por 30 metros y muestra una imagen de Arthur James Bunce.

Fotografía de catnipmusic

Fotografía de catnipmusic

La panorámica digital más grande

Se trata de una obra llamada “The Nile Studies – Sketches and visual notes of the Nile River”. La fotografí­a representa 81.29 kilómetros del Nilo, el rí­o más largo del mundo.

En realidad parece más una grabación en ví­deo del recorrido del Nilo, aunque estático. Fue tomada el 21 de diciembre de 2006 y es como pasarse un dí­a entero mirando por la barandilla de un barco. Comienza por la mañana y acaba de noche. En este enlace se puede ver al completo… si se tienen unas horas libres claro. www.nilestudies.net

Las fotografías más caras

La foto más cara de la historia

Las revistas People y Hello! pagaron cada una 6.08 millones de dólares a Brad Pitt y Angelina Jolie por las imágenes de sus gemelos Vivienne y Knox Jolie-Pitt cuando solo tenían tres semanas de edad, en julio de 2008.

La fotografía más cara vendida en subasta

La imagen del fotógrafo alemán Andreas Gursky, 99 Cent II, Diptych(2001), es una impresión a color cromogénica del interior de una tienda de saldos, que muestra estanterías con alimentos envasados. Una de las seis copias de la fotografía, que mide 206 x 341 cm, fue vendida en subasta en Sothebys, el 7 de febrero de 2007 por la friolera de 3.351.720 dólares, incluida la prima.

El mayor álbum de fotos

Y que mejor lugar para guardar todas estas fotos que el álbum más grande del mundo. Johnson´s Baby China creó y expuso un álbum de fotos de 4 x 5 metros en Pekín el 10 de junio de 2008.

¿Y la primera fotografía española?, pues la primera foto hecha en España data del año 1848 y se tomó en la Plaza de la Constitución de Barcelona.

¿Y la primera fotografía de Nueva York?, pues una imagen de Broadway en 1848, algo ha cambiado desde entonces, la verdad.

¿Y la primera fotografía de Argentina?, por si acaso mi Hermano Carlos había pensado que mi cabeza empezaba ya a dar síntomas de flaqueza y también de olvido (seguramente es cierto jajajajajajajaja…….), voy también a dejar aquí expuesta la que parece ser la primera fotografía del país que le vio nacer.La fotografía de abajo es del Almirante Guillermo Brown y su esposa Elizabeth Chitty, y fue tomada el 29 de julio de 1844 por el daguerrotipista John Elliot, quien se había instalado en el país en 1843, creando así la que se considera hoy la fotografía preservada más antigua de la Argentina.

001

A diferencia de otros países del mundo en que la técnica fotográfica del daguerrotipo se difundió a partir de 1839 y 1840, a la Argentina y Chile llegaría un poco más tarde, por lo que recién a partir de 1843 se comenzaron a obtener las primeras tomas fotográficas locales. Una de las razones es la lejanía geográfica de la Argentina, lo cual hacía menos frecuente los viajes hasta esas tierras y la oportunidad de que fotógrafos o entusiastas de las técnicas del daguerrotipo o calotipo llegaran hasta allí. Por otro lado, el puerto de Buenos Aires, entrada al país, estaba bloqueado por la armada marina francesa.

Fue así que recién en 1843 se instaló en Buenos Aires el primer daguerrotipista de la Argentina, John Elliot.

Desde el 16 de Junio de 1843 hasta el 23 de junio de ese mismo año, el librero y litógrafo Gregorio Ibarra publicó en el periódico la Gaceta Mercantil y en el Diario de la Tarde el inicio de sus servicios fotográficos con dos máquinas de daguerrotipo.

El 22 de junio de 1843, John Elliot, puso en marcha la primera galería comercial de servicios de retratos de daguerrotipo en Plaza de la Victoria (hoy llamada Plaza de Mayo), en Los Altos (segundo piso) de la Recova Nueva. El aviso de Elliot decía:

“Retratos de Daguerreotipo”; El Sr. Elliot tiene el honor de anunciar al respetable público de Buenos Aires que acaba de llegar de los Estados Unidos provisto de todas las máquinas perfeccionadas del Daguerreotipo, y se halla en el caso de poder ofrecer sus servicios en el empeño de todo lo correspondiente a ese admirable arte, sacando con suma brevedad y exactitud los retratos de las personas que gusten honrarle con su confianza y tengan a bien concurrir a la Recoba Nueva, en los Altos número 56, Plaza de la Vitoria desde el lunes próximo 26 en que dará principio a sus trabajos”.

Sin embargo por ciertos contratiempos, recién pudo comenzar a brindar los servicios en 16 de agosto de 1843, fecha oficial en que comienza la fotografía en Argentina. El 11 de mayo de 1844 publicó más avisos en los que se daba a conocer su nueva dirección de Los Altos de La Victoria 106 (hoy calle Hipólito Yrigoyen)

“J. Elliot informa que ha trasladado su habitación a la calle y No arriba indicado, donde seguirá por algún tiempo más sacando retratos por este proceso del tamaño que se deseare, es decir, chicos como para prendedor ó sea de tamaño de costumbre. No ha ahorrado gastos ni desvelos para poder conseguir retratos tan propios como los que se pueden sacar en cualquier otra parte del mundo. El tiempo que se requiere para sacar un retrato varía de 20 segundos hasta un minuto y medio, desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la tarde, todos los días, ya se el tiempo bueno o nublado … El precio de sus retratos con su cagita (sic) es de 100 pesos.”

Entre 1843 y 1844 mucha gente de las clases económicamente más pudientes se sacaron sus retratos personales o familiares en lo de John Elliot para eternizar su imagen; aunque de todos ellos el más antiguo que se conserva es el del Almirante Guillermo Brown y su esposa Elizabeth Chitty, tomada el 29 de julio de 1844 y que se puede ver en esta imagen de arriba. Brown seguiría documentando su imagen en daguerrotipos subsiguientes a lo largo de los años.

Entre el 19 de junio de 1843 y el 29 de julio el Almirante Guillermo Brown, se encontraba embarcado y durante un año sin tocar tierra comandando la flota nacional de la Confederación Agentina. Ni bien llegó a Buenos Aires en junio de 1844, se enteró de la presencia de Elliot en la ciudad y según la tradición oral familiar llegada como anécdota hasta sus descendientes de hoy, Brown recurrió junto a su familia para registrar sus primeros retratos de familia en el estudio de Elliot.

Es de notar que en la fotografía Brown sostiene en su mano derecha (izquierda en la imagen, dado que los daguerrotipos tomaban las escenas de manera invertida) el anillo de compromiso de la Señora Brown, para confirmar el motivo de la toma y la ocasión celebrada.

Tomarse en esos tiempos una fotografía no era un acto cualquiera, se trataba de todo un acontecimiento, raro y poco usual, que eternizaba las figuras de sus protagonistas y momentos, era algo mágico pero no improvisado. Las poses y los elementos de la toma fotográfica eran cuidadosamente elegidos, y las personas que eran retratadas debían permanecer inmóviles, muchas veces con la ayuda de un sujeta cabezas con forma de trípode que se ocultaba detrás de la persona, a la cual le sostenía la cabeza, permitiendo que permanezca quieta durante el tiempo de exposición.

El matrimonio Brown se muestra con ropas muy ceremoniales para la toma fotográfica, exteriorizando una imagen de solidez, unión mutua y reafirmación de su compromiso conyugal. Esto es lo que se ve en el daguerrotipo más antiguo de la Argentina, preservado hasta nuestros días. La misma también nos permite coocer detalles de la vida del prócer, ya que se notaba su particular interés por los retratos fotográficos desde la misma llegada del daguerrotipo al país, lo cual continuaría por años ya que el que vemos arriba solamente sería el primero de una lista de daguerrotipos que se tomaría en años subsiguientes, convirtiéndose de esa manera en el prócer argentino más fotografiado con la técnica del daguerrotipo entre 1844 y 1875.

Brown falleció el 3 de marzo de 1857 y hasta poco antes de su muerte sería inmortalizado con una serie de daguerrotipos que muestran el paso del tiempo en su rostro.

Fuente: http://foroparalelo.com/