Este es el segundo post (contestando a nuestro buen amigo “Knario“), relacionado con la fotografía macro, los tubos de extensión, filtros de aproximación y objetivo invertido. En esta ocasión corre a cargo de otro buen aficionado a la fotografía “AOJ“. Os dejo al final un enlace a su web

De siempre me ha tirado bastante la fotografía macro. Hace un par de años pude adquirir una lente de ampliación para mi antigua “compacta”. Pero ahora con una cámara réflex, quería algo un poco mejor para probar.

Meses atrás, compre un tubo extensor de objetivos (7€, envío incluido). Lo que hace este adaptador es simplemente dar más distancia entre el sensor y la lente. Con eso se consigue reducir la distancia focal (en otras palabras, nos podemos acercar más a lo que queremos fotografiar). De tubos de extensión hay 2 tipos: con circuitería, y sin. Los primeros son los buenos, permiten la comunicación del objetivo con la cámara. De esta manera podemos hacer los típicos ajustes en la cámara, y disparar con autofocus. Los que no tienen circuitería, no dejan de ser simples cachos de hierro o plástico (se pueden construir caseros), por lo que nuestras cámaras desconocen si hay alguna lente conectada. Es decir, tenemos que regularlo todo manualmente, y nos quedamos sin poder cambiar la obturación (importantísimo en macro, con profundidades de campo criticas).

Opté por comprar el cachohierro por la diferencia de precio. 7eur vs 70eur. Pero lo de no poder cambiar la apertura me tocaba un poco la moral. Bueno, en realidad si que hay una manera de cambiar la apertura, pero implica tener que quitar el objetivo con la cámara en marcha … y con la pasta que valen, no estoy yo para cargarme lentes ,

Lo dejé un poco aparcado, pensando en si valía la pena comprar un tubo extensor de los buenos, o no. Pero un día hablando del tema, Natx me dio una gran solución que desconocía que fuera tan buena: fotografía con objetivo invertido … con el truco del almendruco.

La fotografía con objetivo invertido la conocía un poco por encima. Tal y como dice el nombre, se trata de dar la vuelta a la lente y con un adaptador que se enrosca en el filtro, enchufarla al revés. Debido a las propiedades ópticas, cuanto más gran angulartenga la lente, más ampliación nos dará si la usamos al revés.

Pero seguimos con el problema de que no tendremos conexión digital lente-cámara, por lo que ya nos podemos olvidar de configurar nada (apertura!). Se puede hacer el truco de quitar la lente en marcha y tal, pero paso de eso. El truco del almendrucoque me explicó Natx, es el de comprar un objetivo gran angular antiguo, completamente manual. Al ser un tipo de lente que nadie quiere actualmente, se pueden encontrar tiradas de precio. Y al ser manuales 100%, se puede regular la apertura mediante uno de sus anillos . ¡Problema resuelto entonces!

Busqué en ebay, y pude encontrar varias lentes 28mm tiradas de precio. Bastante bien de gran angular (aunque desconocía hasta que punto de ampliación podía conseguir) y a precio irrisorio. Me decanté por una lente Canon FD 28mm f2.8. Me costo 28euros con envío incluido … pero podía haber sido menos si hubiera elegido cualquier otra (da igual para que montura sea, ya que dependerá del adaptador que compremos). Eladaptador de filtro de 52mm a montura Canon, me costo menos de 5eur. En un par de semanas tuve el bicho y el adaptador en casa

Este es el superobjetivo. Un magnífico objetivo puramente manual, de 1980. Si lo usaba la cámara oficial de los Juegos Olímpicos de invierno, imagino que no era malo del todo. Actualmente los gran angulares digitales con apertura máx f2.8, son carillos.

Sin adaptador y con adaptador

Debido a que la rosca de los filtros es muy finita, cuesta un poco poner el adaptador. Por el momento solo lo he quitado para hacer las fotos del objetivo de esta entrada, pero ahora que lo he vuelto a poner, creo que no lo voy a quitar ya. Si me cargo la rosca del filtro, ya no podré usar más esta lente para hacer macro.

Ya con la lente conectada al cuerpo de la cámara, el conjunto queda así de majo:

Esos hierros que sobresalen del objetivo, son del encaje tipo bayoneta de las lentes Canon antiguas

Los primeros resultados

Solamente he podido dedicar un par de ratillos a hacer fotos con este experimento. Estas son algunas cosillas que he encontrado por casa.

En orden de aparición, lo que hay en las fotos es:

  • Un tornillo de una puerta
  • Una fresa
  • Un tenedor
  • Cigarrillo
  • El mismo cigarrillo por el otro lado
  • Un trozo de brazo
  • 1 Euro
  • Una punta de un enchufe
  • Tapa trasera de la lente
  • Tapa frontal de la lente
  • Detalle de las agujas de un reloj
  • Ruedecilla del reloj
  • Punta de una llave
  • Mini-jack de audio de 3,5mm
  • Número de serie de un billete de 5€
  • Anillo interior de un CD
  • Otro cigarrillo
  • Una aguja
  • Una aguja con la cabeza plana
  • Una grapa
  • El muelle de una aguja
  • Un palillo

Siendo las primeras que hago con ésta técnica, estoy muy contento con los resultados. Aún tengo que mejorar bastante la iluminación, enfoque y profundidad de campo, pero ahora mismo estoy de exámenes y no tengo tiempo para nada :S

Los únicos contras que me he encontrado haciendo ésta técnica, es que la lente Canon que uso no-sé-porqué solamente permite regular la apertura si está enroscada en el cuerpo de la cámara (puede que sea un sistema de protección de la lente, una particularidad del sistema de bayoneta, o vete tú a saber). Pero claro, al tenerla al revés, no funciona el anillo regulador xD. Tiene fácil solución, solamente tengo que comprar una tapa y hacerle un agujero, pero es un pequeño gasto adicional. Con otras lentes de otros fabricantes, esto no pasa.

Por ahora todas las fotos que habéis visto, han estado tiradas a f2.8 (supongo)

El otro contra que hay, es que se pierde mucha luminosidad a través del visor. Aunque se esté haciendo la foto a f2.8, por el visor se ve todo muy oscuro.

En resumidas cuentas, los costes de las diferentes opciones para macrofotografía, quedan de esta manera:

  • Tubo extensor casero: posiblemente menos de 7€
  • Tubo extensor: 7€
  • Objetivo gran angular manual + adaptador inversor: 33€ o menos (con posibilidad de ajustar apertura)
  • Lente de ampliación: 40€
  • Tubo extensor bueno: +70€
  • Objetivo macro: ?00€ (Según la categoría y ampliación, pero infinitamente mejores y más cómodos)

Si descartamos comprar un objetivo macro dedicado, debido al alto precio, en mi opinión lo que sale más a cuenta en relación calidad/precio, es el objetivo invertido. Aún y con la pérdida de luminosidad en el visor, y el tener que enfocar manualmente, se pueden hacer cosas muy buenas.

Comparativa de ampliación

Para que os hagáis una idea de lo que da de sí un 28mm invertido:

Aproximadamente unos 12mm de superficie real es lo que cabe en el sensor xD

Ésta es la profundidad de campo que da la lente SIN cambiar la obturación (f2.8) 1mm aproximadamente

 

Y aquí el Cosina 20mm f3.8 MC de Natx:

A ojímetro, unos 7,5mm de realidad es lo que puede captar

Con estas ampliaciones … si se probara con un 10mm corregido, creo que se podría hacer microfotografía de la buena xD. O bien a riesgo de hacer fotos prácticamente a ciegas, se podría probar a añadirle el tubo extensor al objetivo invertido … hmmm interesante!!

Espero que estas propuestas os puedan guiar un poco en el mundillo este del macro.

Fuente: http://www.efecte-d.com/