Todas las réflex digitales y muchas cámaras compactas son capaces de guardar las imágenes digitales como varios tipos de archivo.

En su mayor parte, debemos decidir entre disparar en RAW o JPEG.

Muchas cámaras ofrecen un tercer tipo de archivo, el TIFF, que es menos común.

 

¿Qué es una foto JPEG?

Sin duda alguna JPEG es la forma más común de archivo de imagen y pueden ser leídos por todos los programas de imagen, incluyendo los que son incluidos con el sistema operativo de tu Mac.

Este formato fue creado por Joint Photographic Experts Group, las siglas de este grupo son las que dan el nombre del formato JPEG o también denominado JPG. Los archivos JPEG se comprimen y procesan por la cámara para formar un archivoque es relativamente pequeño en tamaño.

Técnicamente hablando, la cámara utiliza algoritmos para convertir los datos de 12 bits en un archivo de datos de 8 bits que se graba en la tarjeta de memoria. En otras palabras, la información que capta la cámara del sensor es diferente a la información que está en la tarjeta de memoria.

Como dato interesante, el algoritmo de compresión JPEG se basa en dos defectos visuales del ojo humano, uno es el hecho de que es mucho más sensible al cambio en la luminancia que en la crominancia, es decir, notamos más claramente los cambios de brillo que de color.

El otro es que notamos con más facilidad pequeños cambios de brillo en zonas homogéneas que en zonas donde la variación es grande, por ejemplo en los bordes de los cuerpos de los objetos.

La mayoría de cámaras no sólo ofrecen la opción de disparar en JPEG, sino que también ofrecen diferentes niveles de calidad JPEG. Por lo general, se muestran como alta, normal y baja. La diferencia entre los niveles de JPEG es la forma en que son comprimidos.

 

¿Qué es una foto RAW?

El formato RAW, cuya traducción literal del inglés al castellano significa CRUDO, es un formato de archivo digital de imágenes que contiene la totalidad de los datos de la imagen tal y como ha sido captada por el sensor digital de la cámara fotográfica.

El formato RAW generalmente lleva aplicado compresión de datos sin pérdida de información.

Los archivos RAW en contraste con los archivos JPEG, están completamente sin procesar. Además, no hay un formato RAW universal, ya que cada fabricante de cámaras registra en un formato RAW propietario, lo cual requiere un software de edición para leer y editar los mismos.

Los principales fabricantes de cámaras tienen sus propios formatos RAW, Nikon usa archivos NEF, Canon los CR2, Olympus ORF, y los ARW de Sony, y la lista sigue.

Pero todos ellos son esencialmente lo mismo, archivos RAW que contienen toda la información que es capturada por el sensor de la cámara, y como resultado, estos archivos son relativamente grandes.

Durante el procesamiento de archivos JPEG, la cámara ajusta el balance de blancos (según lo que hayamos seleccionado) y altera la información de saturación y contraste.

Con los archivos RAW, el balance de blancos no se altera y toda la información de saturación y contraste se conserva. Esto nos permite tener un control total sobre estos importantes aspectos.

Pero en fin, la pregunta del millón es:

 

¿Cuál formato de archivo debo elegir?

 

Habiendo visto ya cual es el significado y características de los archivos JPEG y los archivos RAW, es completamente natural que pasemos por una especie de debate interior.

No hay ningún tipo de archivo correcto o incorrecto y el tipo de archivo que decida utilizar dependerá de sus necesidades e intenciones.

Por lo tanto, analicemos en resumen los pro y contras de cada uno y dejo el debate abierto, para que en los comentarios hablen de sus preferencias y expongan sus razones.

Acá les dejo algunas pistas que pueden ayudarnos a decidir entre un formato u otro.

 

Usa Raw cuando:
* Necesitas o deseas hacer edición digital posterior de la imagen capturada.
* La escena tiene un alto contraste.
* La fotografía será ampliada más allá de la resolución que proporciona el sensor de la cámara.
* El balance de blancos no puede ser ajustado apropiadamente en la cámara (o no estamos seguros de cuál es el mas conveniente).
* No logramos decidirnos cuando usar RAW o JPEG y además no tenemos inconvenientes con la edición digital.

 

Usa JPEG cuando:
* La tarjeta de memoria no dispone de suficiente capacidad de almacenamiento.
* No queremos realizar post procesado digital a nuestras fotografías.
* Queremos llevar directamente las fotografías a un laboratorio para imprimirlas (casi ningún laboratorios aceptan archivos RAW).
* Estamos disparando en modo ráfaga o modo continuo en nuestra cámara y necesitamos hacer la mayor cantidad de capturas sin llenar el buffer de nuestro equipo.

 

Otras consideraciones:
Los archivos JPEG se ven mejor al salir de la cámara que los archivos RAW sin procesar. Esto se debe a que el firmware de la cámara hace algo más que eliminar los datos, los procesa e interpreta según los que su firmware entiende como una imagen óptima.

Durante el procesamiento de un archivo JPEG, la cámara utiliza diferentes algoritmos para añadir contraste, corrección del color y la nitidez a la imagen.

Como se ha mencionado necesitamos un software especializado para leer y editar archivos RAW. Los programas de edición más populares son Camera Raw (parte de Photoshop) y Lightroom, ambos de Adobe, Aperture de Apple, entre otros.

 

Fuente:
Articulos Altfoto
Wikipedia
Blog Nikonistas

Dedicado a un amigo que andaba con duda