Para entender la Historia de la Fotografía de una boda usted no necesita mirar más que las imágenes de su propia familia. Pida ver las fotos de la boda de sus padres, de sus abuelos, o incluso si tuviera, la de sus bisabuelos,  imágenes de boda, todas ellas, para hacer un resumen de la historia popular fotográficaa de una boda. En la mayoría de los casos, habrá muy pocas imágenes para ver, como muchas parejas casadas durante la depresión no podía permitirse contratar en su boda un fotógrafo para capturar la totalidad de ese día y se establecieron en su lugar unos pocos retratos que todo el plantea ha ido haciendo de forma obligada en todas las bodas.

Si bien hay algunas de esas fotos obligadas que son clásicos destacados, la mayoría de las imágenes son rígidas y carecen en la mayoría de los casos de cualquier despliegue de emoción. La imágenes suelen ser de color amarillento, a veces desgarrado, o permanentemente unido al vidrio en el viejo marco. Raramente se presentan las imágenes en un álbum; esas imágenes que se presentaron en un álbum típicamente se adjunta a las páginas utilizando etiquetas pegadas que hace mucho tiempo perdió sus cualidades adhesivas. A veces las imágenes se encuentran dispersas a través de diferentes partes de la familia y no hacen más que deshacer la historia del día de la boda en cuestión. Ciertamente, hubo un bello retrato hecho en bodas, y en algunos álbumes de boda que existen todavía hoy y que siguen siendo muy clásicos en su estructura.

Una cosa sobre el pasado de la fotografía de bodas sigue siendo el mismo hasta el día de hoy que además tiene un valor sentimentalmente increíble para la pareja, sus familiares y amigos. ¡Qué maravilloso es sentarse con sus hermanos y mirar a través de imágenes de sus antepasados ​​y escuchar historias acerca de ellos?. Ésta sigue siendo la clave para el éxito arrollador de la contemporánea fotografía de boda. La gente quiere tener recuerdos de su pasado, para recordar a sus seres queridos, y para capturar los días más significativos en sus vidas.

Ellos quieren que las imágenes  les permitan recordar esos momentos y esas palabras que compartieron y todas las emociones que sentían en ese momento. Es una enorme responsabilidad para un fotógrafo de bodas el asumir todo eso, y tiene que tener muy claro, que tienen que hacer todo lo posible por cumplir dichos objetivos. Sin embargo, también es un tremenda privilegio para aquellos de nosotros el asumir dicho reto.

Descargar en formato pdf (Inglés)

Un saludo