Muchas veces cuando fotografiamos un sujeto, lo hacemos directamente, sin tener demasiado cuidado con nuestro punto de vista, algo que puede influir enormemente en el resultado final de la fotografía. Generalmente podremos desplazarnos por la escena, cosa que obviamente variaría el punto de vista, pero en este caso nos interesa más la posibilidad de variar la altura e inclinación de la cámara. Tenemos 5 denominaciones para referirnos al ángulo de la cámara:

Puntos de vista fotográfico

  • A nivel: La cámara permanece horizontal y a la altura de nuestros ojos. Es el ángulo clásico al que estamos habituados en la vida real, quizá por eso generalmente es el más descriptivo o el más fácil de ver.

Foto con punto de vista “A nivel”

  • Picado: La cámara está volcada hacia delante y más elevada que el sujeto fotografiado. Lo que fotografiamos conduce lo que fotografiamos a una posición de inferioridad o de postración respecto a la cámara. Es un fallo bastante habitual fotografiar niños hacerlo desde nuestra posición habitual; al hacerlo desde un punto más elevado estamos haciendo que tomen una posición de inferioridad. Lo correcto sería ponernos a su misma altura y disparar desde ahí. Con el uso del contrapicado podemos representar un estado de humillación en el sujeto o de lástima en el espectador.

Foto con punto de vista “Picado”

  • Cenital: Es el caso extremo del picado. En esta ocasión la cámara está justo encima del sujeto y apuntando hacia abajo. Esto puede suponer la pérdida de la sensación de altura de los objetos, obteniendo una vista plana y en 2 dimensiones, también llamad vista en planta. Puede ser interesante en caso de fotografías descriptivas en las que no queramos captar los volúmenes.

Foto con punto de vista “Cenital”

  • Contrapicado: Como su propio nombre indica es el caso contrario al picado. El sujeto está en una posición elevada respecto de la cámara, que se encuentra volcada hacia atrás. En este caso el sujeto toma aspecto de superioridad y grandiosidad. Puede servirnos entonces para ensalzar al sujeto.

Foto con punto de vista “Contrapicado”

  • Nadir: Es el caso extremo de contrapicado, opuesto al cenital. Generalmente no le vamos a encontrar muchos usos, a no ser que busquemos perspectivas diferentes en fotografía arquitectónica o similares.

Foto con punto de vista “Nadir”

Es importante buscar nuevos puntos de vista y salir del normal (a nivel), pues al ser el que percibimos normalmente en la vida diaria, puede llegar a ser previsible o monótono. Muchas veces una pequeña variación puede hacer la foto mucho más atractiva. Por ejemplo, que me decís de la fotografía “A ras de suelo“.

Foto con punto de vista “A ras de suelo”

Este tipo de fotografías, como se puede apreciar, tiene un encanto especial y un punto de vista, el cual, practicamente nunca vemos, ni tampoco tenemos mucha idea de cómo es. Lo tenemos siempre debajo de nuestros ojos, pero normalmente no nos damos cuenta de ello.

Foto con punto de vista “A ras de suelo”

Personalmente me gusta mucho este tipo de fotografía, tanto a nivel urbano, como a nivel de campo y naturaleza. Es muy interesante lo que puedes captar desde esta posición.

Espero que os pique un poco el gusanillo y que esta entrada haya servido para que probemos más cosas.