La imagen digital es un monstruo, pero puede ser domesticado. Muchos fotógrafos se quedaban colgados en la tecnología utilizada en el trtamiento y el procesado de sus imágenes y se olvidan de la presentación, la composición y conceptos básicos de iluminación. Se convierten en meros traficantes del botón de disparo, ya que piensan que cualquier error puede ser corregido en Photoshop.

La realidad es que si no capturamos la imagen correctamente en el primer momento en el cual la hacemos, ninguna cantidad de retoques en Photoshop le ayudará. La libertad de los costos de película y procesamiento ha animado a los fotógrafos a captar imágenes, y eso significa que los fotógrafos están gastando cada vez más, una imensa y creciente cantidad de tiempo detrás de sus ordenadores para realizar todos los procesos de procesado y así obtener los resultados esperados. Photoshop abre un mundo de oportunidades para el artista creativo, de eso no cabe la menor duda, sin embargo, incluso los artistas necesitan un poco de tiempo libre. Aquí es donde la importancia del flujo de trabajo entra en juego. Las tareas básicas deben completarse de manera rápida y eficiente a fin de pasar a otras cosas más importantes. Esto puede ser logrado sin sacrificar su talento artístico.

Hemos supuesto que el lector tiene un conocimiento básico de Photoshop (por ejemplo, la forma de acceder a todas las herramientas y donde se encuentran las distintas gamas de colores). Vamos a cubrir los modos de captura y la configuración de la cámara. Vamos a aprender cómo establecer por acciones en Photoshop y para implementar un flujo de trabajo eficaz, eficiente para el procesamiento de la imagen y el diseño del álbum. También trataremos la presentación de imágenes, impresión de la competencia  y más.

Vamos a bucear y empezar.

Descargar en formato pdf (Inglés)

Un saludo