Bokeh  que en español es pronunciado ‘boqué’, es un concepto japonés (ぼけ boke), que significa Desenfoque. En fotografía se utiliza este concepto para referirse a la calidad subjetiva de un objetivo por la estética de las zonas desenfocadas que produce en una fotografía. Se trata por tanto, no de la cantidad de desenfoque que un objetivo produce, sino de cómo es ese tipo de desenfoque.

Para la fotografía de determinados motivos, es interesante que el fondo quede desenfocado para evitar distracciones al observar la fotografía y resaltar de este modo el motivo. Mientras que unos objetivos muestran los objetos desenfocados como manchas circulares, otros lo hacen en otras formas, colores y contrastes. Estas formas como manchas suaves de color que toman los objetos desenfocados es lo que caracteriza el “Bokeh” de un objetivo.

bokeh-example-1

Ejemplo de Bokeh

Se trata por tanto de una cualidad subjetiva. Las propiedades por las cuales un objetivo produce un bokeh agradable a la vista, no están todavía del todo claras. El número de láminas del diafragma por sí mismas no son un indicio fiable de si se obtendrá un bokeh en forma de una agradable neblina o un bokeh duro. Por lo general, los objetivos zoom tienden a producir un mal bokeh aunque no es siempre el caso. Un bokeh agradable es especialmente importante en objetivos muy luminosos, pues en sus mayores aperturas de diafragma pueden producir una profundidad de campo mínima. También es muy importante para objetivos de retratos pues el fotógrafo de retratos prefiere profundidades de campo cortas, para hacer desaparecer el fondo, resaltando el motivo principal.

Pero ya entrando en materia, vamos a resumir brevemente los pasos para conseguir el efecto bokeh.

  • Lo primero que hay que hacer antes de nada es colocar tu objetivo en la cámara. Cuanto más pequeño sea el valor que acompaña a número “f” mucho mejor, ya que coincide con su apertura, a menor número, mayor apertura y mejor resultado.
  • Debes configurar tu cámara en el modo semimanual, ese automatismo con prioridad de apertura. Este modo depende del modelo de cámara que utilices, por lo que lo mejor es que si no sabes cómo hacerlo consultes el libro de instrucciones.
  • Cambia la apertura al menor número “f” que se te permita. Los mejores objetivos permiten llegar hasta un f/1.4 sin inconvenientes.
  • En este tipo de fotografía es recomendable utilizar el trípode para obtener una mayor estabilidad. Ya que, aunque depende de las condiciones de luminosidad que tengas, puede que tu fotografía salga borrosa o movida.
  • Es el momento de colocar la escena. Lo primero que debes poner, si lo deseas, son los elementos que quieres que aparezcan en segundo plano, es decir, los que van a aparecer desenfocados (en el caso de la imagen inferior que os dejo a modo de ejemplo, han sido las lucecitas, que son estas que se compran por Navidad).
  • Por último, coloca al sujeto. No debe aparecer centrado en la fotografía, sino un poco más cercano a la parte derecha o a la izquierda, donde desees. Aquí puede aplicar la Regla de los Tercios, ya que en estos casos funciona muy bien
Cuacos

by juanandresrv

Cute-Eiffel-Tower-23-Cool-HD

Descargada de Internet

(aunque esto no es obligatorio ya que no siempre es así, como os demuestro en la fotonga que os dejo seguidamente, donde la taza, que es el elemento principal de la fotografía, está justo en el centro de la imagen).

5aa29299a6bfd0df6a5be49365220e74

Foto sacada de Internet

  • Por último, solo queda disparar y disfrutar del resultado.

Fuente: https://juan314.wordpress.com/